jueves, 21 de diciembre de 2006

El riesgo de arriesgarse

Artículo original por Azpe en La Moviola, rafanomejodas.info

Internacional de Porto Alegre, campeón del mundo. Segundo, F.C.Barcelona.

El Barcelona, volvió a caer en una final a un solo partido. Ya lo hizo ante el Sevilla, y a punto estuvo de ocurrir en la final de la liga de Campeones, dónde Larsson sacó a los blaugrana las castañas del fuego. Él y unos cuántos más, pero no es el tema que nos atañe ahora.
Un 4-0 en la semifinal en pleno Jet-Lag hace presagiar el mejor final de la aventura. Posesión del balón, fútbol vistoso, jugadores rotando posiciones, tiros lejanos…
Pero justamente, es en los momentos importantes, cuando al ser humano, debido al miedo a perder, se enquista, se defiende, se encierra. Y se acaban los tiros lejanos que hacen perder la posesión, las rotaciones que dejan un espacio vacío.
Ya no hay riesgo de arriesgarse. El mejor ataque es una buena defensa sustituye a su antítesis. Cada uno en su lugar, quietecito.

Sin embargo, el rival, se acomoda perfectamente a la final. Tanto Arsenal, como Sevilla, al igual que Porto Alegre, llegan a un partido de intimidatorio acoplando sus piezas en función del rival y a la mentalidad del ser humano. Arriesgan dentro de la seguridad que les da su sistema, esto es, arriesgar nada. Predominan los balones largos, contraataques, y escasas ocasiones, pero certeras.
Esto para el equipo a priori favorito o que mejor juego practica, es una ratonera, es jugar contra peces en el agua.

El Arsenal encontró un gol en una jugada a balón parado. El Sevilla, sin el balón pero con mucha precisión, y el Porto Alegre, cuando el Barcelona intentó ser a grandes rasgos su mejor versión: Xavi, Iniesta y Deco. Los tres son de gran clase, pero siempre falta el guardaespaldas. Ese que es muy malo, que solo sabe dar patadas y que cada partido tiene una amarilla. Ese que rompe con un esquema de ataque, aunque tal vez no lo rompa, sino que ayude a mantenerlo. Y ayer, con el cambio Motta-Xavi se vieron las dos consecuencias: dos tiros bastante peligrosos provocados por el canterazo catalán, y el gol en contra.
El resto del partido, en el banderín del corner, dónde se consumió la segunda decepción.

Ronaldinho lloró, el barcelonismo calló y la historia se repitió.

Deja tu opinión en nuestro

2 comentarios:

El Criticón dijo...

Mi comentario llega tarde, pero lo quiero dejar igual. El Inter ganó bien. El Barcelona no es tanto como pretenden los periodistas españoles. Si son tan buenos, ¡por qué no le han podido ganar a un equipo supuestamente inferior (el Campeón de la Libertadores, inferior al Barcelona; esto aquí en Sudamérica es algo que da risa, pero la soberbia española es así). Los partidos hay que jugarlos, y de nada vale decir luego que es una injusticia porque los brarsucas jugaron todo el partido con once, el árbitro no pitaba sistemáticamente a favor del Barsa como se hace en la pretenciosa Liga española, y encima no juegan como les conviene.
PD: Por estas cosas es que en Sudacaland tenemos en más al Real Madrid que al Barsa. Entérense.

Rafa NMJ dijo...

@ El Criticón

Gracias por tu comentario.
Estoy bastante de acuerdo en lo que dices. Acudieron allí pensando que ganarían sin sudar la camiseta. Mira este video con las portadas deportivas que sacaron los días anteriores a jugar y escucha al comentarista. La prepotencia es muy mala consejera.

Te recomiendo que sigas la versión actualizada de este blog en http://www.rafanomejodas.info/